Un joyero en pleno centro.

A principios del S. XVI, Granada se llenó de conventos, monasterios e iglesias parroquiales que asumieron el poder religioso que la sociedad tuvo con la refundación de la Iglesia cristiana.

Monjes y monjas, junto a moriscos y castellanos viejos, fueron la nueva población que deambuló por las calles laberínticas de una cuidad que fue árabe ocho siglos y que fue soñada durante una década por sus monarcas Isabel y Fernando.

El convento Carmelita de las Calzadas se ubicó en el barrio del Realejo alrededor de 1505 y con él otros posteriores como el antiguo convento de S. Francisco, Casa Grande, el inexistente ya convento del Santo Espíritu o el posterior de las Carmelitas reformadas, el convento de las Descalzas (1515). Un perímetro religioso que comenzó con la construcción, en el año 1500, de la segunda Iglesia Catedral de Granada.

Con la Desamortización (1835), los conventos femeninos vieron aumentar sus riquezas patrimoniales provinientes de los conventos de las primeras órdenes, las masculinas.

Hoy, tenemos una labor común: la catalogación, la restauración, la conservación, la difusión y la puesta en valor de sus bienes patrimoniales. Una labor de todos y para todos.

imageimage

La iglesia del convento de las Carmelitas Calzadas un joya desconocida. Imaginería de Mora, cuadros de Bocanegra y atribuciones a Mena son algunas de estas maravillas únicas en el mundo. El artesonado mudéjar del presbiterio nos recuerda a las yeserias y a los azulejos de la Alhambra.


Si le ha gustado la entrada, compártala en su red social favorita:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Navegación de articulos

  2 comentarios para “Un joyero en pleno centro.

  1. Cris
    14/11/2014 en 17:55

    Que interesante!me encanta! Sobre todo porque he crecido por callejones como ese en EL albayzin!

    • 14/11/2014 en 19:55

      Me alegro que hayas disfrutado leyendo estas curiosidades. Granada está llena de rincones, sólo hay que pasear y perderse. Abre tus ojos y mira… Lugares únicos nos esperan.
      Cris, bienvenida y sobre todo gracias por participar y ser un miembro activo de este blog. Espero que no sea la ultima vez. Un saludo muy afectuoso!

Deja un comentario