“La muerte de Marat”: El amigo del pueblo.

img_3916

“La muerte de Marat”, obra Jacques Louis David, 1793.

Marat, médico y científico francés en sus primeros años. Político y activista de la Revolución francesa durante sus últimos años de vida.

Estudió medicina en Burdeos y ejerció su labor en París, Holanda y Londres. Leyó las obras de los grandes filósofos y se posicionó a favor del estudio de la naturaleza (la fisiología) para solucionar los problemas entre el cuerpo y el alma. Su primera obra, “Ensayo filosófico del hombre” (1773).

Los años en los que la Revolución francesa se estaban forjando, Marat dejó la ciencia aplicada para meterse en política. Fundó su propio periódico, “El amigo del pueblo”, desde donde denunciaba los abusos de poder, las deslealtades y el despotismo científico existente en Francia. A sus enemigos los llamó, “enemigos del pueblo”.

Nunca perteneció a ninguna facción pero su influencia, en las clases sociales más pobres y sus campañas contra la monarquía, los aristócratas -como el marqués de La Fayette-…, hicieron que fuera encarcelado durante un mes (de octubre a noviembre de 1789) y perseguido, posteriormente.

A pesar de no pertenecer a ningún partido, Marat fue elegido en la Convención Nacional de 1792 para representar al pueblo.

El 13 de julio de 1793, Marat estaba en su casa. Dándose un baño de agua caliente como habituaba para sobrellevar la enfermedad de su piel, cuando a la puerta llamó Charlotte Corday. Esta mujer, aristócrata, seguidora de los girondinos, entró y le asestó una puñalada en el pecho hiriéndolo de muerte.

Esto no hizo más que incrementar la fama de Jean Paul Marat entre el pueblo llano de Francia que lo identificó como el mártir de la Revolución. Así quedo para la Historia del Arte.

Su amigo, el pintor neoclásico, Jacques Louis David, representó la escena del instante en el que este revolucionario perdió la vida. Su último suspiro. En su mano izquierda sostiene el papel con el nombre de su asesina y el cuchillo en el suelo.

El cuerpo de Marat tiene una elevada influencia en las obras de Miguel Ángel; en su corpulencia, y sobre todo, en el cuerpo de Jesús en brazos de su madre en la composición en mármol de La Piedad (obra original: Vaticano, Roma).

-> Obra idéntica que podemos ver en la catedral de Guadix.

img_3917

¿Tal vez una leve comparación entre ambos personajes?
¿Líderes amados por su pueblo?, ¿odio a los Reyes?, ¿ayuda social al necesitado?…

Las revoluciones empiezan por la palabra y terminan por la espada, Marat.


Si le ha gustado la entrada, compártala en su red social favorita:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario