La primera patrona de Granada. Nuestra Señora de la Antigua.

Hoy, como cada 15 de septiembre, Granada se viste de gala y celebra el día de su patrona: Nuestra Señora de las Angustias pero, ¿sabe cuál fue la primera imagen devocional de la ciudad recién conquistada?

Isabel I de Castilla trajo una talla gótica y en madera policromada de una virgen con un niño. Una talla fina de estilo flamenco, rasgos alargados y esbelta figura que se convirtió, durante tres siglos, en patrona de la ciudad.

La Virgen, que presenta en una mano a su hijo, lleva en la otra una granada, promesa, que se convirtió en símbolo de victoria, cuando la ciudad fue conquistada en 1492. Las coronas, del siglo XVII -una de las veces en el que fue intervenida la imagen-, son de plata dorada. 

El retablo que hoy la guarda se hizo en el siglo XVIII (hubo otro anterior). Es una obra maestra del escultor sevillano Pedro Duque Cornejo aunque fueron muchos otros los Intervinieron en él (canteros, escultores y policromadores menores…).

Éste, que actúa como “trasparente”, es un conjunto de lo más original dentro del barroco español. Un teatro de luces y sombras. Esculturas a modo de marionetas que parecen balancearse frente a un telón mágico. Estípites, volutas, trampantojos, baldaquinos, pedestales, cortinajes… recrean uno de los retablos más impresionantes y maravillosos de nuestra catedral creando, a su vez, un discurso religioso de lo más motivador para la época ya que no sólo ángeles y arcángeles acompañaban a la antigua patrona como si volaran, sino que junto a ella están los primeros obispos cristianos de la ciudad: San Cecilio mártir (siglo I) y San Gregorio Bético (siglo IV) y a ambos lados, en lienzo y fuera del mismo, los monarcas que hicieron posible el paso religioso, político e histórico de Granada, los Reyes Católicos, enterrados a pocos metros.

La virgen se encuentra en la capilla junto a la Puerta del Perdón, y antigua Vía Sacra; al comienzo de la rotonda o girola (parte más antigua de la Catedral).

La capilla renacentista, de carácter totalmente devocional, alberga la cripta de la única familia privada: la familia del Duque De San Pedro de Galatino y su esposa Doña Fernanda de Salabert.

 

Durante tres siglos fue la virgen que procesionó por nuestras calles y hoy podemos seguir admirándola en un perfecto estado de conservación en el interior de nuestra iglesia Catedral.

* PRÓXIMAMENTE: NUEVA VISITA GUIADA ESPECIALIZADA. I Catedral de Granada: arquitectura y evolución / II Catedral de Granada: programa iconográfico.

 

Imágenes: Catedral de Granada.

María Teresa Hontoria

Directora de GranadaSingular 


Si le ha gustado la entrada, compártala en su red social favorita:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

Deja un comentario