El escudo de la banda: el escudo de Muhammad V.

En Alarcos, junto al río Guadiana, en una zona de la actual Ciudad Real, en julio del año 1195, se produjo una de las batallas más importantes para el imperio almohade: La Batalla de Alarcos.

Dicho enfrentamiento consiguió paralizar el avance de las tropas cristianas del rey D. Alfonso VIII y mantener unido al imperio almohade del Al-Ándalus hasta la famosa batalla de las Navas de Tolosa, el 16 de julio del año 1212.

En la batalla de Alarcos, el rey castellano se enfrentó al califa almohade Yusuf II (Abu Yusuf Yaqub al Mansur) quedando las tropas cristianas abatidas y derrotadas con, al parecer, más de mil muertos en el campo.

Según algunas crónicas andalusíes, no verificadas, el rey almohade, orgulloso de su victoria, ondeó una bandera blanca con la galiba: “No hay vencedor sino Dios” – “Sólo Dios es vencedor”.

Gallardete con la divisa “Sólo Dios es vencedor”.

Entusiasmado por ese histórico momento, el fundador de la dinastía nazarí (1232), Muhammad Ibn Al-Ahmar (Muhammad I, como gobernador del reino de Granada o el rey Alhamar, para los cristianos) lo tomaría como marca, años después, de su nueva dinastía: la dinastía nazarí. Así lo usaría, en epigafía cúfica o cursiva, en el palacio que había encargado construir en la colina de la Sabika, la Alhambra.

Wa lá gáliba Illa- Allah = “Solo Dios es vencedor”

(Curioso es que esta repetida frase sólo aparezca, o por lo menos de una manera tan patente, en Granada y no en el resto de lo que fue el reino nazarí. En el interior de la Alhambra la expresión aparece en cerca de 2.000 ocasiones)

Por otro lado, la Banda de Castilla, fue el distintivo tomado por el ejército para indicar la presencia del rey en la batalla. Esa banda aparecía en los estandartes castellanos como seña para advertir de la posición del monarca y poder distinguirlo en el fulgor del combate.

Aunque, al parecer, su origen se remonta a los romanos, y en la Península a los Condes de Castilla que formaban parte del Reino de León, es a partir del rey castellano, D. Alfonso XI (s. XIV), cuando se incorpora al pabellón heráldico junto a las armas castellanas y leonesas.

Los caballeros del ejército del rey llevaban en su lucha una banda en el pecho para sujetar la espada. Después de las cruentas contiendas, esa banda se las quitaban quedándoles una franja en el pecho o en el peto sin manchas de sangre.

Esa imagen de lucha y sacrificio fue adueñada por Alfonso XI para, en 1332, fundar la Orden de la Banda o Banda Real de Castilla sólo ofrecida a los mejores caballeros del reino y como una manera de consolidar su poder frente a algunos nobles.

Dichos cabelleros colocaron la banda de oro en su escudo y la vestirían frente al rey. De esta manera le otorgaban lealtad y era seña de agradecimiento y correspondencia.

Entre los años 1330 y 1340 lo más granado del ejército real eran los caballeros de la Orden de la Banda.

A la muerte, por peste negra, del rey Alfonso XI, contagiado al parecer en una batalla contra el ejército de Yusuf I, su hijo, Pedro I “el Cruel” fue el sucesor al trono llevando consigo el mismo cariño por la orden que procesaba su padre.

Ese entusiasmo y su amistad con el rey nazarí, Muhammad V (reinado, 1350-1390), hizo que lo nombrara caballero de la orden y vasallo de Castilla. El rey granadino, a su vez, tomo este motivo (quitándole las dos cabezas de leones de la que constaba el escudo cristiano) y le añadió la divisa del reino en una banda o faja, desde la parte superior derecha, con el lema nazarí: Wa lá gáliba Illa- Allah.

Es a partir de ese momento cuando la Alhambra se colmó con el escudo de la banda, y no antes, si seguimos las indicaciones del historiador e investigador del CSIC el Sr. Basilio Pavón Mandonado que dista, a su vez, de la idea de D. Antonio Fernández Puertas que dice incluso que es anterior a Yusuf I.

Escudo de la banda. Muhammad V. La Alhambra.

El añadido de los dragones, a ambos lados de la banda, es un añadido de Juan II de Castilla que mantuvo su hija Isabel La Católica con la diferencia única de su propio lema: las flechas y el yugo para diferenciar el de su esposo.

image

Algunos opinan que la fundación de la “Orden Militar de la Banda es anterior a Fernando III. Parece ser que no”*. Diego Hurtado de Mendoza (poeta y diplomático, XVI) dice que el rey Alhamar recibió, de Fernando III “el Santo”, un estandarte con una banda de oro en campo gul como agradecimiento por la conquista de Sevilla. Tal vez un seña de vasallaje más que de cariño sincero.

En la página 74 de la Guía de Granada, Gómez Moreno (historiador, f. XIX) dice, explicando la Sala de los Reyes,: “El fondo sobre que destacan las figuras es dorado con adornos de relieve nada arábigos… y en los extremos del diván hay escudos , de forma castellana, sostenidos por leones, con la banda engolada, tal como San Fernando le dio a Aben Alhamar…”. Exactamente, Gómez Moreno manifiesta que le dio Fernando III a Alhamar la banda, pero sólo la banda.

Sería conveniente distinguir la divisa (frase), de la banda (cinta ancha lisa) y el escudo.

Así como Basilio Pavón Maldonado (profesor de Historia del Arte e investigador de CSIC, XX) desdice a Hurtado de Mendoza cuando, estudiando arqueologicamente los edificios dice: “Que el escudo de la Banda pintado en la bóveda (Sala de los Reyes) era cristiano, de los años de don Pedro, y no nazarí, como se venía sosteniendo desde Diego Hurtado de Mendoza”**

Mucho y muchos han escrito sobre este tema, un tema aún abierto para debates y opiniones.

 

*,** Cfr. Albarracín Navarro, Joaquina. Cuadernos de la Alhambra, p.111.
– Martínez Enamorado, Virgilio. Lema de príncipes. Sobre la galiba y algunas evidencias epigráficas de su uso fuera del ámbito nazarí. 2006.
– Pavón Maldonado, Basilio. Escudos y reyes en el cuarto de los Leones de la Alhambra. 1970.

Si le ha gustado la entrada, compártala en su red social favorita:
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+

  5 comentarios para “El escudo de la banda: el escudo de Muhammad V.

  1. 19/09/2015 en 11:46

    Revisado el texto, modificado y ampliado.

    He querido dejar constancia de un tema arduo y abierto a opiniones y debates de entre los mejores especialistas en arte e historia sobre este tema.

    Mi pensamiento se acerca a la idea de Basilio Pavón pero existen otros con hipótesis y concluiones muy acertadas como es la del que fuera mi profesor, Fernández Puertas.

    Otras fuentes como de la D. Miguel Lafuente Alcántara o la de Washington Irvin son menos fiables por su matiz romántico de la historia.

  2. fervania
    18/09/2015 en 20:16

    El fundador de la dinastía nazarí no tenía nada que ver con la dinastía almohade; el hijo de Abu Yusuf Yaqub al Mansur fue el también almohade Muhammad an-Nasir que sería derrotado en 1212 en la Navas de Tolosa y moriría al año siguiente en Rabat.
    Muhammad ibn Nasr era miembro de la familia Banu Nasr, procedentes de la taifa de Zaragoza. Cuando esta taifa fue conquistada por Alfonso I el Batallador, la familia Banu Nasr se instaló en Arjona, donde en 1194 nacería Muhammad. Malamente pudo este Muhammad asistir a la batalla de Alarcos en 1195 y ver las banderas almohades con la “galiba” pues contaba tan solo con un añito de vida.

Deja un comentario